Noticias

Extintor de incendios en Barcelona

Extintor de incendios en Barcelona

Los extintores de incendio se pueden utilizar para extinguir incendios menores. Sin embargo, un extintor puede ser sólo tan efectivo como la persona que lo utiliza. Por eso el adiestramiento es tan importante. Cuando surge un incendio, una persona que no sabe de extintores puede tener miedo de utilizarlo. Otra persona no adiestrada puede tardar varios minutos en leer las instrucciones de cómo utilizarlo mientras el incendio se extiende. Aún las personas que han utilizado extintores desconocen el modo más efectivo de utilizarlos si no han recibido adiestramiento


Descripción y usos


Es un recipiente que contiene en su interior el agente extintor con el que se pretende extinguir el fuego. El agente extintor puede impulsarse por sí mismo (extintores de CO2) ó mediante la acción de un "gas impulsor" que generalmente es nitrógeno aunque también puede emplearse aire comprimido. El gas impulsor debe generar en el interior del extintor la presión necesaria para proyectar el agente extintor.


En función de dónde esté almacenado el gas impulsor existen 2 tipos de extintores: extintores de presión permanente (presión incorporada) y extintores de presión auxiliar.


En los extintores de presión permanente el gas impulsor está en contacto permanente con el agente extintor. Este tipo de extintores deben conservar en su interior una determinada presión de forma permanente, que puede controlarse por medio de un "manómetro comprobador de presión" situado en el exterior del extintor.


En los extintores de presión auxiliar el gas impulsor está almacenado en un botellín que puede estar ubicado en el interior del extintor o en el exterior del extintor adosado al mismo...


Clasificación del extintor según su contenido


Agua: es el agente extintor más antiguo. Apaga por enfriamiento, absorbiendo calor del fuego para evaporarse. La cantidad de calor que absorbe es muy grande. Es más eficaz si se emplea pulverizada ya que se evapora más rápidamente por lo que absorbe más calor. Es muy eficaz para apagar fuegos sólidos, CLASE A.


Espuma: Es una emulsión de un producto espumógeno en agua. Apaga por sofocación, al aislar el combustible del ambiente que lo rodea, ejerciendo también una cierta acción refrigerante debido al agua que contiene. Se utiliza en fuegos sólidos y líquidos, CLASE A y B.


Anhídrido carbónico - CO2: Es un gas que se almacena en estado líquido a presión elevada. Al descargarse se solidifica parcialmente en forma de copos blancos, por lo que a los extintores que lo contienen se les llama de "Nieve Carbónica". Apaga principalmente por sofocación desplazando el oxígeno del aire y produce un cierto enfriamiento. Puede producir ASFIXIA. Se emplea para apagar fuegos sólidos y líquidos, CLASE A y B.


Polvos químicos secos: Son polvos de sales químicas de diferente composición. Se descomponen por el calor, combinándose con los productos de descomposición del combustible, paralizando la reacción en cadena. Pueden ser de dos clases:


Normal: Sales de sódio o potásio combinadas con otros compuestos para darles fluidez y estabilidad. Son apropiados para fuegos líquidos y gases, CLASES B y C.


Polivalentes: Tienen como base fosfatos de amonio, con aditivos similares a los de los anteriores y son apropiados para fuegos sólidos, líquidos y gaseosos, CLASES A-B-C, ya que funden recubriendo las brasas de una película que las sella aislándolas del aire.


Derivados Halogenados: Son productos químicos resultantes de la halogenación de hidrocarburos. Se comportan frente al fuego de manera semejante a los polvos químicos secos, apagando por rotura de la reacción en cadena. Se emplean en fuegos sólidos y líquidos, CLASES A y B.


Como utilizar el extintor

El modo de empleo del extintor aparece de forma explícita en su superficie, y en situaciones normales basta con seguir los pasos que en él se recomiendan, pero para una mayor seguridad le recomendamos tomar en consideración estas recomendaciones


Consideraciones a tener en cuenta al UTILIZAR UN EXTINTOR

Cada decisión tomará sólo dos fracciones de segundo. El conocimiento y la práctica le ayudarán a hacerlas con seguridad y eficiencia.


PASO 1: AVISE DEL FUEGO A SU SUPERVISOR Y LAS PERSONAS EN EL ÁREA


Si es necesario, utilice la alarma o llame al teléfono de emergencia: 112


Si no hay alarma o teléfono a la mano, dé la voz de alerta o grite: fuego; si está acompañado envíe al otro a avisar.


PASO 2: DECIDA SI DEBE UTILIZAR UN EXTINTOR


¿Cuán intenso es el incendio?

¿Qué cosas hay cercanas al incendio que puedan propiciar su expansión?

¿Está su vida o la de alguien en peligro?


Si el incendio pasó de su etapa incipiente, desaloje el lugar, siga el plan de desalojo de su área o unidad


PASO 3: DETERMINE LA CLASE DE FUEGO


Clase A: Madera, cartón, papel y tela

Clase B: Líquidos inflamables y gases

Clase C: Equipo eléctrico

Clase D: Metales


PASO 4: REVISE LA ETIQUETA DEL EXTINTOR, ASEGÚRESE DE QUE ES EL TIPO QUE APLICA A LA CLASE DE INCENDIO.


PASO 5: ASEGÚRESE QUE EL EXTINTOR ESTÁ CARGADO. VEA EL MANÓMETRO.


PASO 6: TIRE DE LA ANILLA (PASADOR) HACIA AFUERA PARA QUITAR EL PRECINTO DE SEGURIDAD.


PASO 7: DIRIJA LA MANGUERA Y BOQUILLA HACIA LA BASE DEL INCENDIO.

Inclínese levemente hacia el frente para aminorar el impacto del calor y los gases que se producen en la zona alta del incendio.


PASO 8: PRESIONE LA MANETA DEL EXTINTOR.


PASO 9: MUEVA LENTAMENTE LA MANGUERA Y BOQUILLA DE DERECHA A IZQUIERDA SOBRE LA BASE DEL INCENDIO.


PASO 10: CONTINUE ACERCÁNDOSE LENTAMENTE SEGÚN SE APAGA EL INCENDIO.


PASO 11: ASEGÚRESE QUE EXTINGUIÓ EL INCENDIO. UTILICE TODO EL CONTENIDO DEL EXTINTOR.


PASO 12: NOTIFIQUE A LA PERSONA ENCARGADA DE RECARGAR EL EXTINTOR.


Como Mantenerlo El deber del responsable del lugar donde estén instalados los extintores, es asegurarse de su control, inspección y mantenimiento, con las frecuencias mínimas que se indican a continuación:


3 meses: Situación, accesibilidad y aparente buen estado del extintor y todas sus inscripciones.


6 meses: Verificación del peso del extintor, su presión en caso de ser necesario, así como el peso mínimo previsto para los botellines que contengan agente impulsor.


1 año: Verificación de los extintores por personal autorizado y ajeno al propio establecimiento.


5 años: Retimbrado de acuerdo con el Reglamento de Instalaciones de Protección Contra Incendios (R.I.P.C.I.) aprobado por el R.D. 1942/1993 de 5 de noviembre.


Inspección Anual


La inspección anual debe ser realizada por Empresas Mantenedoras Autorizadas con personal debidamente formado y especializado, teniendo a su disposición el utillaje adecuado y un equipo para la recarga, así como las piezas de recambio y los agentes extintores originales. Esto implica:


Inspección ocular. Asegura que el extintor se encuentra en condiciones de funcionar y en el lugar previsto, sin ninguna dificultad de accesibilidad.


Deberá comprobarse que está:


● En el lugar designado.

● Visible y accesible.

● Con las instrucciones de manejo visibles.

● Con los precintos intactos.

● Exento de corrosión, fugas o boquillas obstruídas.


Con las instrucciones que a continuación se indican, puede juzgarse el estado de operatividad de los extintores:


● Aguja del manómetro, si lo tiene, por debajo de los límites de la presión mínima. Suelen identificarse dos zonas: "Verde" para presión normal y "Roja" para presión baja e incorrecta

● Fuga o goteo del agente extintor por la boquilla de descarga.

● Instrucciones de manejo deterioradas o poco claras.

● Palancas o mandos de accionamiento dañados.

● Manguera o boquilla de descarga sueltas o deterioradas.

● Apariencia con síntomas de corrosión.

● No alcanzable por una persona de estatura normal.

● No accesible por obstáculos en el recorrido hasta alcanzarlo.

● Precinto manipulado.

● No existencia de Placa de Timbre de la Delegación de Industria, o no actualizada, debiendo considerar que:


Desde la fecha de timbre, cada 5 años ha debido realizarse un retimbrado del aparato.

La "vida máxima" de un extintor es de 20 años, es decir 5 años después de haberse realizado el 3er. retimbrado (Reglamento de Aparatos a Presión, aprobado por R.D. 2060/2008, de 12 de diciembre).


● Falta de etiqueta de revisiones periódicas o de la constancia en ella de las revisiones periódicas o de la constancia en ella de las revisiones efectuadas (al menos una vez al año).


Comprobación del peso y presión en su caso.


SE RECHAZARAN AUTOMATICAMENTE, puesto que legalmente está prohibido su uso, los extintores siguientes:


● Aquellos en los que haya transcurrido más de 20 años desde su fecha de fabricación.


● Los de tipo de apertura o disparo por volante en la cabeza.


● Los de Espuma Química (normalmente se indica en las instrucciones "inviértase al usarlo").


● Aquellos que no están identificados con un número de fabricación grabado en una placa de industria ó, en su defecto, grabado en el cuerpo del extintor.


● Los que tengan como agente extintor un hidrocarburo halogenado (halón).


● Los que tengan el cuerpo (recipiente) oxidado.


● Aquellos en los que se observen abolladuras, hendiduras o grietas en el cuerpo.


● Aquellos para los que no existan piezas o componentes que garanticen el mantenimiento en las condiciones de fabricación.


● Aquellos en los que el polvo esté apelmazado (en mal estado).


Nota: En la revisión anual no será necesaria la apertura de los extintores portátiles de presión permanente, salvo que en las comprobaciones que se citan se hayan observado anomalías que lo justifique.


En caso de apertura del extintor, la empresa mantenedora situará en el exterior del mismo un sistema indicativo que acredite que se ha realizado la revisión interior del aparato.


Recarga. Incluye las operaciones de reposición del agente extintor y de los gases impulsores, así como la sustitución de las piezas que pudieran estar averiadas. Esta operación puede ser resultado de una utilización del extintor, así como de una inspección periódica con resultado negativo. La recarga debe ser realizada por el fabricante o por una empresa debidamente autorizada para tales menesteres por los Servicios de Industria


Retimbrado Consiste en efectuar una prueba de presión hidráulica del recipiente, que asegure su estanqueidad y resistencia. Debe ser quinquenal (cada 5 años). Debe ser efectuada en las condiciones que fija el Reglamento de Instalaciones de Protección Contra Incendios (R.I.P.C.I. aprobado por R.D. 1942/1993, de 5 de noviembre) y el Reglamento de Aparatos a Presión (aprobado por R.D. 2060/2008, de 12 de diciembre) por el fabricante o empresa debidamente autorizada.


Antes de efectuar el retimbrado es necesario descargar los extintores y proceder a su recarga una vez pasada satisfactoriamente la prueba hidráulica.


Eficacia del Extintor Desde hace tiempo nos han enseñado, o hemos oído al hablar que hay extintores más rápidos que otros cuando se utilizan para apagar un fuego (por ejemplo que los extintores de polvo son dos veces más eficaces que los de agua o tres veces más que los de anhídrido carbónico)


Por ello nos preguntamos que es la eficacia referida a extintores. Aplicándolo a la extinción del fuego, puede definirse como la capacidad que tienen los extintores para la extinción de una o más clases de fuego, eso es lo que su mide eficacia.


Esta eficacia viene claramente definida en lo que podemos llamar su tarjeta de presentación, es decir la etiqueta que todos los extintores deben llevar de acuerdo a la norma europea EN 3-5 del año 1996.


En la etiqueta, la eficacia del extintor viene representada por un número y una letra. El número representa la cantidad de combustible que es capaz de apagar en función del hogar tipo con el que se ha realizado el ensayo. La letra corresponde al tipo de fuego para el que el extintor es adecuado. Si el mismo es capaz de apagar varias clases de fuego, debe llevar tantas letras como clases es capaz de extinguir.


Lógicamente la eficacia de los extintores está en función de la cantidad de agente extintor que contienen y además en el tipo de agente extintor, por lo que el hogar tipo de los ensayos estará condicionado por estos dos factores. Para hogares tipo de las clases de fuego A y B, las condiciones del ensayo se establecen en la norma europea EN 3-1.


Hogar tipo para fuegos de clase A:


Están constituidos por un apilamiento de vigas de madera de 40 mm. de lado de sección cuadrada, situadas sobre un soporte metálico. Sobre éste se colocan 14 capas, de las cuales 7 capas de vigas se colocan en sentido de la anchura del hogar y tienen una longitud fija de 500 mm. Las otras siete capas de vigas tienen la longitud variable dependiendo del tipo de hogar.


Para realizar el ensayo se coloca un recipiente de dimensiones mayores que las del hogar-tipo con una cierta cantidad de combustible (heptano). Después de 2 minutos de combustión se retira el recipiente de debajo del apilamiento de madera. Se deja arder la madera durante 6 minutos más, haciendo un total de 8 minutos de precombustión, transcurridos los mismos se considera que se han alcanzado las condiciones para iniciar la extinción.


En ese momento el operario toma el extintor y dirige el chorro describiendo movimientos circulares a su discreción para obtener el mejor resultado. El contenido del extintor puede descargarse totalmente de una sola vez o por proyecciones sucesivas.


Para que el ensayo sea aceptable es esencial que todas las llamas se hayan extinguido y no debe reaparecer ninguna durante los 3 minutos posteriores a la descarga total del extintor. La determinación de la eficacia de un extintor se consigue cuando se han realizado al menos dos ensayos de tres con éxito.


Hogar tipo para fuegos de clase B:


Los ensayos se realizan en una serie de recipientes cilíndricos de chapa de acero soldada cuyas dimensiones indicamos a título informativo.


Estos hogares tipo se designan por un número seguido de la letra B. Este número representa el volumen de líquido en litros.


Los recipientes se utilizan con fondo de agua, en la proporción de 1/3 de agua y 2/3 de combustible (heptano).


El ensayo debe comenzar después de que el hogar se haya encendido y haya tenido un tiempo de combustión de 60 segundos.


La determinación de la eficacia de un extintor se consigue cuando se han realizado al menos dos ensayos de tres con éxito.


Hogar tipo para fuegos de clase C:


El ensayo para fuego de clase C se realizaba según la norma europea UN 3-5 de 1985. Sin embargo, esta norma ya no existe por lo que a los extintores nuevos no se contempla ningún ensayo para los fuegos de clase C. No obstante, a título informativo describimos el ensayo que establecía la norma anterior.


Se prepara una instalación de dos botellas de propano de 33 Kg. de gas cada una en estado líquido unidas en paralelo a colector provisto de manómetro y válvula de cierre rápido.


A la salida de la válvula se monta un diafragma seguido de tubo de 2 m. de largo y 22 mm. de diámetro interior.


En el ensayo el gas se toma de las botellas en fase líquida, estando éstas a la temperatura aproximada de 20º, procediéndose a la inflamación en el extremo del conducto después de haber operado la válvula de acción rápida.


No se exige ninguna duración de combustión previa, la operación de extinción se realiza según criterio del operario.


Para extintores de carga superior a 3 Kg. la determinación de la eficacia de un extintor se consigue cuando se han realizado al menos dos ensayos de tres con éxito.


Cuando el extintor más pequeño de una gama comercial ha superado las pruebas con el hogar C, como se ha descrito, los extintores de mayor tamaño que pertenecen a esa misma gama se considera que son eficaces para la clase C.


Consejos de seguridad


Por último le recomendamos tener en cuenta estas recomendaciones sobre seguridad:


● No dirigir el agente extintor directamente sobre las personas. Para sofocar un fuego sobre una persona debe mantenerse una distancia mínima de un metro.


● No utilice el extintor sobre elementos eléctricos sometidos a tensiones superiores a 35.000 voltios, para tensiones inferiores, el operario debe de estar a más de un metro de distancia y debidamente aislado.


● No someta al extintor a temperaturas superiores a 60º centígrados ni inferiores a 20º bajo cero.


● No exponga el extintor directamente a la radiación solar.


● Mantenga los extintores fuera del alcance de los niños.


● En vehículos de transporte los extintores deben ir fijados en soportes adecuados homologados por el fabricante.


● Para la limpieza del extintor utilice un paño húmedo, no utilice nunca productos de limpieza abrasivos.


● En caso de oxidación o corrosión del recipiente o la válvula, el extintor debe ser sustituido inmediatamente y descargado por una persona experta con la protección adecuada.


● Las operaciones de mantenimiento deberán siempre realizarse en el plazo previsto y por personal cualificado y debidamente autorizado por los organismos competentes en materia de protección contraincendios.


Su mensaje se ha enviado correctamente, nos pondremos en contacto con usted en la mayor brevedad posible.

Muchas gracias.

Nombre*

Email*

Teléfono*

Mensaje*

Código de seguridad*



* obligatorio

Ruva Seguridad · C/ Sant Bru, 74, Badalona, Barcelona · (34) 93 464 79 69 · info@ruvaseguridad.com

Aviso Legal | Más